La luz

La luz no vendrá porque abras los ojos,
ni inundará tu deseo por húmedo que esté,
la luz se esconde en un recodo del túnel,
no quiere que estés preparado,
y el día menos pensado te sorprenderá
para horadar tu espíritu
de la misma forma que el agua brava
a la tierra derrota en canal.
La luz no ha de ser fuegos de artificio,
ni deslumbrantes focos de color,
la luz puede ser tan solo un destello
que reorganice el latido de los átomos
para que nunca más vuelvan a girar igual.
© Anabel

2 comentarios sobre “La luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .