Crucificada

Políptico Crucificada

Por si nuestra cultura pusiera poco peso sobre los hombros de una mujer nada más nacer, la carga se multiplica conforme el bebé se convierte en adulto. Las exigencias de una sociedad entregada a la belleza artificial, obligan a la mujer a ser perfecta físicamente, cumpliendo unos cánones artificiales, y a satisfacer las obligaciones “propias de nuestro sexo”. Lo sorprendente es la capacidad de sacrificio y entrega con que asumimos y soportamos todo este lastre.

Punta seca y monotipos. Impreso en el Taller de l’Assalt. Tamaño: 44 x 67 cm.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .