42 pulgadas me bastan

 
 
 
Mis uñas crecen y se rompen a su libre albedrío,
rascan mi espalda sin orden ni concierto
de igual modo que los segundos abandonan mis horas.
Esta constante desidia me abriga y me absorbe,
me deglute y me devuelve a la misma esquina del sofá.
Las manecillas del bucle no cesan de girar
olvidándose de mi rincón.
Poco me importa, las 42 pulgadas flotan de maravilla
sobre las oscuras predicciones,
aunque no consigan convencer a la felicidad
para que anide en mi estómago.
©Anabel

2 comentarios sobre “42 pulgadas me bastan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .