No estoy preparada para la primavera

Otra vez las flores del cerezo
me cogerán desprevenida, ocupada
con el estrés del mundo y los versos sin hacer.
Otra vez no estaré como quisiera estar,
ligera y grácil como las gacelas en la sabana,
me seguiré sintiendo elefante inoportuno
temeroso de pisar la incipiente hierba,
inútil como un paraguas averiado
justo antes de la anunciada tormenta.
No habré cambiado el colchón de lado,
ni desinfectado los armarios con naftalina,
habré olvidado depilarme las axilas
y la prisa me hará trastabillar
con los restos del último naufragio.

Mirar al frente he de hacer,
al frente y con la mirada alta,
preparada y valiente para llevar sombrero
para afrontar sin gafas protectoras
los nuevos rayos de un sol viejo,
para tejer con más destreza que una Penélope nocturna
el traje de un nuevo espíritu
con el que he de estrenar cada día
de esta nueva primavera.
© Anabel

Un comentario sobre "No estoy preparada para la primavera"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .