Cansada

Temo haber atravesado tanto desierto

que no desee alcanzar el oasis.

No son suficientes

la promesa del agua fresca,

ni la brisa de la sombra,

ni la palmera protectora.

Tengo el tacto de la arena en la piel,

sal en la boca y en las llagas,

y la duna guarda mi silueta.

Las tormentas ya no me asustan:

cierro los ojos y espero.

Al final, todo pasa.

©Anabel

5 comentarios sobre “Cansada

  1. Qué gusto volver a leerte, qué chula tu casita pintada de nueva… (me he sentido así muchas veces, más de las que quisiera, hasta que un día es el oasis el que llama a la puerta, abres y te dejas inundar por él sin dudarlo de tanto anhelo…)…Mil besos mi Cuentista :)))

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .